Archivo de la categoría: Jean-Marie Gustave Le Clézio

Mondo

Cuando se acercaba a alguien, miraba bien de frente, sonreía y sus angostos ojos se transformaban en dos brillantes ranuras. Era su manera de saludar. Cuando una persona le gustaba, la paraba y le preguntaba sin más: “¿No quiere adoptarme?”. … Seguir leyendo

Publicado en Jean-Marie Gustave Le Clézio | Deja un comentario