Reliquias

En la temprana Edad Media, una de cada tres iglesias de Europa afirmaba poseer astillas de la Santa Cruz. O los clavos. O espinas de la corona de espinas. Existieron varias cabezas de Juan el Bautista, y al menos la misma cantidad de cadáveres de María Magdalena.

Para no hablar del prepucio de Cristo.

David Markson: La soledad del lector

Anuncios
Esta entrada fue publicada en David Markson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s