Cambio

Hats, hats, hats

El sufí Bayazid dice acerca de sí mismo:
“De joven yo era un revolucionario y mi
oración consistía en decir a Dios: ‘Señor,
dame fuerzas para cambiar el mundo’ “.
“A medida que fui haciéndome adulto y
caí en la cuenta de que me había pasado
media vida sin haber logrado cambiar a
una sola alma, transformé mi oración y
comencé a decir: ‘Señor, dame la gracia
de transformar a cuantos entran en
contacto conmigo. Aunque sólo sea a mi
familia y a mis amigos. Con eso
me doy por satisfecho’.

“Ahora, que soy un viejo y tengo los días
contados, he empezado a comprender lo
estúpido que yo he sido. Mi única oración
es la siguiente: ‘Señor, dame la gracia
de cambiarme a mí mismo’. Si yo hubiera orado
de este modo desde el principio, no habría
malgastado mi vida”.

El canto del pájaro
Anthony de Mello
Traducción de Jesús García Abril

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anthony de Mello, Poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s