“Un par de consejos, por si lo has menester.

Porque es cierto lo del frío, llévate jersey grueso, aun en verano, para el anochecer y la alborada.

Toma cuanto jamón, chorizo y pan de hogaza te ofrecieren. Y bebe en todas las fuentes.

Vuélvete a mirar atrás, desde el recodo de la cuesta, al marcharte de un pueblo hecho en valle, en cerro o en ladera.

Escucha la codorniz y la calandria en primavera, los tordos en otoño, el cierzo si es invierno y las esquilas y el balar de los rebaños en cualquier lugar y tiempo.

Habla con todos los viejos que te encuentres.

Como no necesito recordarte que lleves la obra de Machado en el bolsillo, aprovecho para mandarte que incorpores El santero de san Saturio, de Gaya Nuño (en la Austral, serie azul). Y si es tiempo de noche larga, pon también las Leyendas de Bécquer: cinco, al menos, las sitúa en la tierra que visitas y me agradecerás que te aconseje releerlas.”

(Del Prológo)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Avelino Hernández, Castilla, Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s