Tristram Shandy

En el momento crucial, cuando la madre y el padre de Tristram estaban en la cama y Tristram estaba a punto de ser concebido

«Por favor, querido —dijo mi madre—. ¿no habrás olvidado dar cuerda al reloj?»
«¡Alabado sea Dios! —exclamó mi padre—. ¿Cuándo una mujer, desde la
creación del mundo, ha interrumpido a un hombre con una pregunta más
estúpida?»

Laurence Sterne  Life and Opinions of Tristram Shandy (1760)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Laurence Sterne. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s