La verdad

¡Quiera Dios que tu horizonte se amplíe todos los días! Los hombres que se ciñen a un sistema son incapaces de abarcar toda la verdad e intentan cogerla por la cola. Un sistema es como la cola de la verdad, pero la verdad es como un lagarto: deja su cola entre tus dedos y se escapa sabiendo muy bien que le crecerá un nuevo apéndice en un instante.

IVÁN TURGÉNEV a LEON TOLSTOY (1856)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Iván Turgénev. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s