Nix

Acababa de salir del colegio con su amiga Kim. Iban arrastrando las mochilas, charlando y dando saltos, con las coletas deshechas y las chaquetas sin abrochar. Entonces ocurrió. El vientre abombado de la madre de Kim se interpuso en su camino. La niña lo golpeó levemente.

Y todo cambió.

Nix sintió pánico. En aquel momento hubiera deseado alzar el vuelo y alejarse con los pájaros. Como no tenía alas, buscó algo que eclipsara lo que no quería ver, que anulara su miedo y deshiciera las sombras que se agitaban en su interior. Una palabra.

Barriga.

Una palabra. Cegadora. Como un párpado.

Barriga decían en casa para referirse a su pequeño vientre liso, al diminuto vientre de Nox, al vientre mullido de su madre, y al gran vientre de su padre. ¡Ah, una barriga!, podría haber exclamado Nix con alivio. Pero no fue así. Esa palabra, que hasta el momento había sido inofensiva, quedó preñada de desasosiego. Se hizo incómoda, molesta, difícil. Una palabra embarazosa.

(…)

El corazón de Nix se agitaba cada vez que aparecía la madre de Kim. La visión del vientre embarazado arrancaba a la niña de su placentero compás cotidiano. Sus latidos se aceleraban, lo conocido se convertía en extraño. Hasta los detalles familiares más insignificantes se hacían ajenos: el roce de las sábanas, el tintineo de las tazas y las cucharas del desayuno, el repiqueteo de los tacones de su madre, la pulsación del reloj de la cocina, el batir de la comba durante el recreo… Aquel vientre abombado abría una grieta entre el mundo y la niña, y dejaba a Nix sola, alterada, indiferente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros, Nuria Barrios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s