Coach

A los que ya tenemos unos cuantos años, nos sonará todavía cercano el proceso para preparar el Sacramento de la Confesión: examen de conciencia, dolor de los pecados, propósito de enmienda, decirle los pecados al confesor y cumplir la penitencia. ¿Qué se hace cuando alguien se sienta delante de un coach? En el fondo, algo muy parecido y con un proceso muy similar, casi idéntico. Pero en el lenguaje moderno hablar de confesión no mola y hasta da cierto “repelus”. En el lenguaje moderno hablar de acompañante espiritual genera rechazo. Coach queda mejor.

Fuente

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s