La Mordaza

Estados Unidos es cada vez más inservible para China. ¿Conseguirá deshacer los diversos nudos que ha creado entre el terrorismo y la economía?

Lo que está conduciendo a Estados Unidos a la bancarrota son dos guerras que no consigue ganar, guerras financiadas por otro país: China, que compra la deuda estadounidense.¿Marcarán estas guerras el fin de la hegemonía estadounidense?

La guerra contra el terrorismo de los neoconservadores estadounidenses ha contribuido a la crisis del crédito.

Somos, paradójicamente, también víctimas de nuestra ingenuidad, porque nos dejamos asustar por la propaganda del miedo.

La génesis de la crisis del crédito que hoy amenaza la existencia del sistema capitalista y nuestra vida cotidiana debe buscarse en las decisiones tomadas tras el 11 de septiembre y en la indeferencia de los ciudadanos occidentales respecto de una clase política que ya no está a su servicio.

Esta crisis, aunque se manifiesta a través de la economía, es sintomática del malestar existencial que aflige a la aldea global.

Mientras los políticos nos aterrorizaban la hacienda pública nos robaba nuestros ahorros: esta es la cruda realidad.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Loretta Napoleoni. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s