Campechano Premio Nobel de Física

Que a los 36 años alguien reciba, compartido junto con su colega Andre Geim, un premio Nobel y que además sea en Física y que esto le moleste porque le altera las rutinas de su día a día y le preocupe por la indumentaria que ha de llevar puesta el día de recibir el premio (“la verdad es que no tengo un traje”) es todo un signo de sensatez, humildad y simpatía. Konstantin Novoselov, Kostya, realiza unas declaraciones estupendas, nada pretenciosas, sobre lo que es la vida de un científico, de un investigador. Por cierto, el Nobel lo recibe por sus investigaciones en la obtención del grafeno La entrevista, creo que está muy lograda, y, para mi lo mejor, es el simil que el ruso hace de la ciencia al final de la entrevista. A la pregunta de la periodista:
“¿cómo explicaría el placer de investigar y descubrir a alguien no familiarizado con la ciencia?” Lo piensa unos segundos y una leve sonrisa indica que ha dado con la respuesta satisfactoria: “Imagine que está recorriendo el Gran Cañón de Colorado o un sitio así de bonito en España, o en Canadá… El paisaje que se le va apareciendo ante los ojos es grandioso y uno sigue avanzando convencido de que un poco más allá habrá otro panorama más estupendo aún. Tienes que trabajar duro para avanzar, pero lo haces porque esperas encontrar algo magnífico, interesante. Esta es la mejor comparación con la investigación”.

“La ciencia me divierte, es lo esencial” · ELPAÍS.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Konstantin Novoselov. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s