Ir a la escuela para que abusen de ti

Más de mil niñas han sido violadas en Kenia por sus profesores. Esta es seguramente una consecuencia perversa con la que nadie (o casi nadie) había contado dentro de los programas de alfabetización de niños en países pobres. Una mala experiencia que hace aún más complicado y difícil el que esos países puedan salir algún día de la miseria y la ignorancia en la que viven. El que se haya tomado alguna medida como la expulsión ya es algo. Pero acarrea también otra consecuencia: ¿quién va a sustituir a esos profesores? Y los que vengan ¿haran otro tanto? No creo que abunden los maestros en Kenia y quienes lo son no tendrán una formación suficiente ni una sensibilidad especial hacia la infancia. Basta recordar cómo y con cuanta frecuencia han utilizado a los niños como soldados. Es de suponer que el número de mujeres maestras será mucho menor. Pero seguramente con ellas como docentes las niñas estarían más seguras.

Fuente: El País

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Violencia a la infancia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s